5/10/12

Diálogo multilateral en Baztan sobre crisis social y crisis nacional



Cuando la Fundación Socialismo sin fronteras programó hace un año, en sus actividades de formación, la organización de un seminario sobre la confluencia de la crisis social y económica con la crisis del estadoautonómico en el Reino de España no podía sospechar hasta que punto iba a ser un tema de actualidad.
La convocatoria de elecciones autonómicas el 21 de octubre en Galicia y la Comunidad Autónoma Vasca y el 25 de noviembre en Cataluña, tras la manifestación de más de un millón de personas en la Diada del 11 de septiembre, son solo una señal de la profundidad de los cambios en curso. Las políticas de ajuste impuestas por el Directorio europeo al Gobierno Zapatero el 9 de mayo de 2010 se han recrudecido de manera brutal tras la victoria electoral del PP en noviembre del 2011.
El Gobierno Rajoy, “haciendo lo que no le gusta hacer… pero que es necesario”, está llevando a cabo los mayores recortes de derechos sociales, agravando la recesión hasta el punto que se espera alcanzar la cifra inimaginable de seis millones de parados, y demoliendo los pilares del “estado de medioestar” surgido en la transición post-franquista. El rescate de Bankia y de un sector de las Cajas de Ahorro con el presupuesto del estado ha disparado la deuda pública y colocado al Reino de España al borde del abismo de la intervención de la Troika, en la misma ruta del calvario que hoy recorren Gracia, Portugal e Irlanda.
La respuesta popular y de las clases trabajadoras no se ha hecho esperar. Las movilizaciones del los indignados del 15 M, dos huelgas generales de seguimiento masivo en defensa de las pensiones y de los derechos laborales, la alianza de los movimientos sociales y los sindicatos en la Cumbre Social que movilizó a cientos de miles de personas el pasado 15 de septiembre, la reaparición del 15 M en las masivas concentraciones de la Plaza de Neptuno en Madrid el 25, 26 y 29 de septiembre a favor de una democracia participativa, la huelga general en Euskal Herria del 26 de septiembre… la Cumbre Social ya ha convocado nuevas manifestaciones en todas las ciudades el próximo 7 de octubre y se anuncia una nueva huelga general para el 14 de noviembre, en coordinación con los sindicatos portugueses. En este contexto, en el que se ha roto el consenso social surgido en la Transición, en el que el cuestionamiento de la monarquía borbónica y la deslegitimación del actual sistema de partidos y su alternancia bipartidista plantean la necesidad de un nuevo periodo constituyente, la crisis del estado de la autonomías es también patente.
Y lo es por partida doble. De un lado, porque la crisis de su sistema de financiación, que se ha convertido en el mecanismo de recorte de la educación y la sanidad públicas transferidas a los gobiernos autonómicos, es incapaz de asegurar un balance fiscal equitativo. Y de otro, porque el rechazo y el recorte de las reformas estatutarias de Euskadi y Catalunya, por las Cortes españolas y el Tribunal Constitucional respectivamente, han vuelto a plantear con toda su crudeza que la inserción de los derechos nacionales democráticos de las naciones del Reino de España se hizo obviando el derecho a constituirse como sujetos políticos y a decidir por sí mismas. Se ha producido así una confluencia estrecha de la crisis económica y social capitalista con una crisis del modelo de estado autonómico y monárquico, que se enlaza a su vez con la crisis de legitimidad y el fracaso institucional del proceso de construcción europea neoliberal. Una crisis triple en la que el objetivo de las clases dominantes es imponer a través de los recortes y la recentralización administrativa un cambio sustancial de la correlación de fuerzas a su favor hacia un estado autoritario y tecnocrático a los dictados del Directorio europeo.
En este sentido, en toda Europa, las organizaciones de la izquierda alternativa, con los sindicatos de clase y los movimientos sociales, están desarrollando con su resistencia a las políticas de ajuste una creciente unidad de acción social, cuya proyección política son frentes amplios electorales, basados en la alianza de todas las corrientes políticas de la izquierda que se oponen al proyecto neoliberal. En el Reino de España, esta alianza de reformistas y revolucionarios tiene que combinarse a su vez con una alianza entre las izquierdas soberanistas y las izquierdas federalistas. Solo así se conseguirá construir un bloque social y político capaz de frenar las contrarreformas neoliberales y disputar a las clases dominantes su hegemonía.
Para discutir de todo ello nos reunimos en el Valle de Baztan los días 29 y 30 de septiembre cerca de un centenar de activistas sociales y políticos de todos los sectores de la izquierda alternativa. Queremos agradecer a todos y todas los ponentes sus contribuciones escritas, que reproducimos aquí.
El debate y el intercambio de opiniones fue apasionado e intenso. El diálogo multilateral establecido fue provechoso para los ponentes y los participantes. El compromiso y la necesidad de seguir esta experiencia se inscribe en los proyectos de la Fundación. Esperamos en su momento poder publicar las transcripciones de los mismos y poner a disposición de todos los momentos más interesantes del seminario en video.
Cari Baena, Jesus Uzkudun, Angels Tomás y Reinald Roca.
Fundación Socialismo Sin Fronteras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada