9/12/09

Aminatou - Santos, Dignidad y audacia

Dignidad y audacia ha mostrado y mantiene Aminatou Haidar con su lucha y huelga de hambre. Aminatou tiene todo el derecho a seguir su huelga de hambre y a disponer de su vida.

La luchadora saharaui se sostiene firme en su voluntad de regresar a su hogar con sus hijos a El Aaiún. Este viaje es otro derecho que implica nuestra solidaridad y movilización para que el rey y el gobierno marroquí lo permitan, y para que el gobierno español no se desentienda y asuma la garantía de los derechos de Aminatou.

La libertad del Sahara occidental, y el derecho del Pueblo saharaui al Referéndum comprometido para decidir es también responsabilidad del gobierno español, en vez de ceder ante Marruecos y el bloqueo al Referéndum desde el Plan Baker del gobierno estadounidense.

La firmeza de Aminatou con su huelga de hambre, y la movilización sustentada en la comunidad saharaui en España, han conseguido sacar del ostracismo la causa saharaui. Ahora es cuestión de potenciar esta nueva conciencia sobre los derechos saharauis para conseguir poner sobre el tapete un avance real en un proceso de descolonización español interrumpido por la invasión manu militari y popular masiva de la Marcha Verde marroquí en el Sáhara.

Como pide José Saramago, también es completamente honroso y digno seguir con vida para mantenerse como bandera viva de una lucha que ella ha conseguido situar en España, Europa e Internacional. Lo planteo con todo mi respeto, y con la convicción de que en medio de la lucha no es cuestión de debilitar de ningún modo a sus combatientes, cada cual en su lugar, desde la calle hasta las negociaciones.

Con dignidad y audacia ha actuado Agustín Santos para defender y resolver de forma positiva para la decisión de Aminatou de llegar a El Aaiún, y en la defensa del libre derecho de decisión del pueblo saharaui. Desde el ofrecimiento de sus derechos de asilo en España, al respeto por las decisiones políticas de Aminatou, la denuncia de las ilegalidades que se han cometido con la expulsión de Marruecos y su negativa cerril a dejarla entrar, hasta el episodio de introducirla en un avión camilla, aprovechando resquicios en la legalidad internacional, en los derechos humanitarios, y en las normativas de vuelo.

No ha podido ser. No se ha consumado el objetivo de Haidar. Santos ha visto bloqueada su audacia (inesperada según El País) por el bloqueo de Marruecos, bien dispuesto a dejar morir a Aminatou, y por la negativa y temor del gobierno español a elevar su presión a Marruecos con medidas que superen la sumisión y renuncia paralizante de la que está haciendo gala. En este contexto es de cajón la acusación de Aminatou de que "España es cómplice de Marruecos". Ni el gobierno, ni una parte significada del empresariado español quieren de ninguna manera un enfrentamiento con Marruecos, por temor a las represalias económicas, y por la bomba que puede representar el gran contingente de inmigración marroquí.

Santos lamentó profundamente el nuevo impedimento de Marruecos, mientras "invitaba a Haidar a continuar en su lucha por los derechos humanos (...)". En varios momentos Santos ha señalado la violación de la legalidad internacional por parte de Marruecos, e incluso se ha referido al proceso de descolonización.

La dignidad de Aminatou, y la de Santos, es la de nuestra solidaridad incondicional. La audacia de Aminatou ha de permitir vislumbrar luz en la movilización por su viaje a El Aaiún y por el pueblo saharaui, desde la acción en la calle, a las demandas en los Consistorios y Parlamentos, hasta las actuaciones gubernamentales.

Vídeo en http://www.3cat24.cat/noticia/429485/societat/Haidar-continua-la-vaga-de-fam-despres-de-rebre-la-visita-del-jutge-de-guardia-de-Lanzarote

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada