19/4/14

Aberri Eguna, Derecho a decidir y República Vasca Libre


El espíritu de la transición, que entronizó la segunda restauración borbónica con la Constitución de 1978 y escamoteó la posibilidad republicana y social, sobrevuela en un nuevo pacto espurio que esboza el PSOE con Alfredo Rubalcaba al plantear una reforma constitucional en la que por supuesto quedaría excluido de antemano el derecho a la autodeterminación. La secesión del Estado debe ser cuestión divina, como la herencia monárquica, pues no se puede poner a votación para que sea cada pueblo quien decida lo que es, lo que quiere ser y cómo pretende relacionarse con los demás pueblos y Estados. Secesión e independencia queda excluido del ideario democratizador reformista del PSOE. Rubalcaba hace causa común en esta lid con Duran Lleida de UDC y CiU.
En la preparación del Aberri Eguna es Urkulu, presidente del PNV, quien se acerca a estas tesis neo-autonomistas para preservar el Estado coronado, con una reforma constitucional limitada a dar singularidad bilateral a Cataluña y a Euskadi, sin necesidad de referéndum de autodeterminación, y mucho menos de consultar a la ciudadanía sobre qué Estado quieren, con cuáles Estados relacionarse, para evitar preguntas no gratas al poder del Estado como la de independencia.
En la Carta de Goiztiria (La Aurora) se plantea una perspectiva social y republicana muy distinta a la del PSOE, UDC y PNV:
Aberri Eguna 2014. República Vasca. Unamos las fuerzas que apoyan el cambio social, el derecho a decidir de Euskal Herria y la humanización de la política carcelaria.
Mientras aumenta la pobreza, el desempleo, la destrucción del tejido industrial, los recortes de las conquistas y derechos sociales, crece el enfado y la frustración social en Euskal Herria.
En Nafarroa con los escándalos de corrupción y rapiña practicados por los caciques de UPN, agoniza un gobierno sostenido in extremis por el PSOE de Rubalcaba.  Así evitan la Moción de Censura contra la opinión mayoritaria de la ciudadanía de Navarra.
Esta nefasta decisión anuncia la voluntad y compromiso para salvar el régimen antisocial y monárquico de la Constitución de 1978, con una coalición  del PP-PSOE. Pretenden obstaculizar la rebelión por el cambio social y el derecho a decidir, tanto sobre la Monarquía, como a la soberanía de Euskal Herria y los pueblos en el Estado.
El Gobierno del PNV de Urkulu, muestra cada vez más su incapacidad para liderar los cambios que aspira la sociedad vasca, para impulsar una política de consensos políticos con una política económica alternativa a los dictados de la Troika y la Banca. El PNV ante este Aberri Eguna habla de reforma constitucional sin mencionar el derecho a la autodeterminación ni a la corona.
Igualmente, la persistencia del PP, con sus políticas vengativas e inhumanas hacia los presos, basadas en excepción a pesar de las condenas por el Tribunal de Estrasburgo. Sigue la dispersión de los presos en cárceles alejadas, se castiga así a las familias, se mantiene en prisión a ancianos o quienes padecen enfermedades incurables. Se imponen los símbolos y amenazas a la normalización lingüística. Todo dirigido a obstaculizar la convivencia democrática y en paz de las diferentes sensibilidades de la sociedad vasca. Ha sido un concejal del PP de Errenteria quien ha acusado de que algunos prefieren continúe la confrontación violenta para hacer negocio. Los DDHH y la no discriminación ante la legalidad no existen para la Judicatura y el gobierno del Estado cuando se trata de los presos vascos. Y Otegi sigue encarcelado.
"Está en nuestras manos".
Esta situación, requiere la respuesta conjunta de la ciudadanía. Es decir, conjunta de los independentistas, soberanistas, federalistas y confederales. Una movilización que evite la frustración social y desánimo. Para posibilitar el cambio social hacia una República Vasca libre. Una Euskal Herria soberana, con una convivencia democrática, solidaria y ecológicamente sostenible, que acuerde, democráticamente con el Derecho a Decidir, su relación con otras republicas y los distintos ámbitos jurídicos administrativos de Euskal Herria.
En ese sentido y sin frentismos previos, marcan el camino a seguir iniciativas como la realizada el pasado día 12 en la Plaza del Castillo de Pamplona, “Por el Cambio Social”, con la participación plural de los movimientos sociales, o la participación amplia en los colectivos que preparan la Giza Katea, para unir Durango con Iruña, el próximo 8 de Junio en defensa del Derecho a Decidir de Euskal Herria.
Este 20 de Abril, Aberri Eguna, debe convertirse en un día de lucha, reflexión y confluencia, para el cambio social y la República Vasca, con derecho a decidir.
Gora Euskal Errepublika Gorria.
Goiztiria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada