10/1/11

ETA abre un nuevo episodio de alto el fuego

La estrategia democrática de Batasuna abre un nuevo episodio con la declaración de ETA de alto el fuego. Adjunto una toma de posición sobre esta nueva situación.


ETA decide un alto el fuego y se compromete a respetar la decisión de la ciudadanía vasca.

El alto el fuego declarado por ETA es permanente, general y verificable, con referencia a las demandas internacionales de supervisión; además, ETA acepta que corresponde a los agentes políticos y sociales alcanzar acuerdos para avanzar en la resolución política y democrática en el País Vasco, y finalizar la confrontación armada, en función de las decisiones de su ciudadanía.

Esta decisión de ETA se enmarca en la estrategia democrática de la izquierda abertzale de actuar por vías políticas y en ausencia de violencia armada.

La estrategia democrática de Batasuna y de la mayoría de la izquierda abertzale se refuerza y abre la posibilidad de iniciar una nueva etapa para las libertades democráticas en el Estado español y en Euskadi.

La izquierda trabajadora española y la vasca hemos de saludar y contribuir a fomentar esta vía política para facilitar los cauces democráticos y de libertad. La izquierda trabajadora necesita estrechar sus lazos con su componente hermana vasca, a partir de defender y garantizar su derecho de autodeterminación. Es el Pueblo Vasco, el conjunto de la ciudadanía en Euskadi y también en Nafarroa, quienes han de decidir soberana y democráticamente sobre sus instituciones, sobre si quieren separarse o federarse u otro tipo de relación con los demás pueblos y el estado español.

La defensa firme de esta libertad democrática en Euskadi es la manera de unir la clase trabajadora y debilitar la clase dominante y el estado, conservador y reaccionario de la burguesa española.

El gobierno estatal ha de actuar para no frustrar las posibilidades políticas abiertas. Un primer paso necesario es la libertad para Arnaldo Otegi y el acercamiento de los presos políticos vascos a las localidades más próximas a sus casas, como lo exigieron miles de vascos en la manifestación de Bilbao el día 8. Lo siguiente es asegurar la participación legal de las organizaciones políticas para que diriman sus propuestas en un escenario democrático, entre ellas Batasuna. También anunciar el proceso para la derogación de la Ley de partidos políticos que permita avanzar en una nueva etapa en el País Vasco.

Las organizaciones políticas y sociales conviene promuevan una movilización plural y masiva con el objetivo de Paz y Legalización.

En LA AURORA-POR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada