3/9/09

Un Estado de la Palestina histórica

Un relato extractado de uno de los brigadistas CALATRABAS.

Iván Martínez.

Los 42 brigadistas ibéricos, junto con activistas norteamericanos, británicos y de Finlandia, hemos reconstruido dos casas para sendas familias en Anata (a 4 km al Nordeste de Jerusalén Oriental) en la Palestina ocupada desde 1967. Una de ellas la edificábamos mientras justo delante los israelíes colocaban cada día más bloques al muro que roba territorio en este pequeño municipio, y que separa a las familias palestinas de los asentamientos de colonos que se apropian de todos los olivos, al quedar en su zona por la separación. Este muro penetra (roba territorio) más de 4 km al Este de la Línea Verde (alcanza su máximo en el municipio y asentamiento de Ariel, situado a ¡9 km! al Este de la línea de armisticio de 1949, frontera anterior a la ocupación de 1967).
La próxima iniciativa que se está preparando, y que apoyaremos e impulsaremos, es la campaña por una marcha internacional para romper el cerco de Gaza (freegaza.org), para Año Nuevo 2010, promovida entre otros por el politólogo estadounidense Norman Finkelstein. Mientras tanto, preparamos una serie de actividades que realizará la brigada por todo el Estado, con el ánimo de sensibilizar e impulsar una nueva brigada el año próximo.
En el seno de este incipiente movimiento joven, y en contacto con las organizaciones y personas a quienes hemos ayudado, se debate animadamente sobre cómo llegar a una paz justa. No hay una única posición, el debate sigue abierto. Lo que es común a todos, es que las condiciones para la negociación de la paz nunca han sido iguales para el ocupante y el ocupado, y ninguna Hoja de Ruta, ningún Annapolis, pueden ofrecer esperanza a los palestinos sin el desmantelamiento del muro del apartheid, la descolonización, el derecho de retorno de los refugiados, la amnistía para los presos palestinos, y el reconocimiento de derechos iguales de ciudadanía. Desde las propias organizaciones, unos defienden la solución de dos Estados como objetivo estratégico; otros, un Estado binacional. La posición marxista que el POR defiende (ver “Resolución por un Estado palestino, ya”, XVIII Congreso del POR. www.netpor.org) es que los palestinos puedan estar en igualdad de condiciones ante Israel, mediante la constitución urgente de un Estado que ellos mismos acepten y que les permita unificar sus fuerzas, pero que por su inviabilidad práctica (discontinuidad territorial, dispersión poblacional, derechos desiguales) deberá orientarse hacia la perspectiva estratégica de un Estado de la Palestina histórica anterior a 1948, democrático, laico y pluriétnico, donde convivan los diferentes pueblos que la habitan.

Relato completo en LA AURORA-POR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada