6/7/09

Mujeres filósofas

Homenaje erudito, bello y breve.

Así se puede considerar la Historia de las mujeres filósofas, de Gilles Ménage, 1690.

Se trata de una relación de mujeres cultas y creativas, escrita a finales del siglo XVII.


En el ambiente de los salones literarios parisinos. Notable la chambre bleue (habitación azul) de Madame de Rambouillet (Catherine de Vivonne). O el salón de a quien se denominaba la soberanas de las preciosas. Mademoiselle de Scudéry (Madeleine), fue la impulsora del que se considera el movimiento de las salonnières (salones literarios femeninos). Mademoiselle de Scudéry nunca contrajo matrimonio y reivindicó firmemente el derecho de las mujeres a cultivarse y a escribir. Animó su salón a partir de 1657, y fue conocido como “los sábado de safo”, pseudónimo de su anfitriona.

Gilles Ménage planteó: “el número de mujeres que han escrito es tan grande que con sólo sus nombres se podría llenar un extenso volumen.


Dos de las entradas.


Cleobulina. (fl. 570 a.C.) Según Plutarco su padre Clóbulo (uno de los siete sabios de Grecia) la llamaba así. Aristóteles, en el L. III, cap. II de la Retórica, cita su célebre enigma: "Vi a un hombre que con fuerza soldaba bronce sobre otro hombre" (solución en pag. 48 de la obra mencionada.

Teano (siglo VI a.C.), pitagórica: "Inútilmente, oh Zoilo, tu me calumnias y yo te alabo. Nadie cree ni mis palabras ni las tuyas".

Historia de las mujeres filósofas. Gilles Ménage, 1690. Hender, 2009. 160 Pág.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada