5/2/10

Falso Mito de las denuncias falsas en violencia de género


En el seminario sobre la aplicación de la Ley contra la violencia de género, en el FSCAT (Foro Social Catalán), organizado por la Plataforma unitària contre les violències de gènere de catalunya, se presentaron con intervenciones mentirosas y provocadoras, dos representantes de la Asociación de padres separados.

Los dos señores intentaron monopolizar y desviar la reflexión del seminario, con unos argumentos extraídos de los ataques de Jueces a la Ley, y en particular de la ex decana de Barcelona. En resumen, que los hombres estaban en indefensión y desigualdad jurídica, sin derecho a la presunción de inocencia, que se mataban casi a la mitad de hombres que de mujeres, que la inmensa mayoría de denuncias de las mujeres eran falsas. Todo sin dar cifras a pesar de que las tenían según decían. Eran también los argumentos del morbo televidente y periodístico. Eluden, este tipo de personajes y los/las magistradas, y profesionales, que crean argumentos como el del pretendido Síndrome de Alienación Parental, presentar que la violencia de género se considera por la indefensión y supeditación secular y estructural de la mujer por el hombre y las estructuras sociales e institucionales. Según el protocolo de Benjín de hace diez años, la violencia de género es aquella del hombre sobre la mujer. Por lo tanto, según la base jurídica internacional adoptada, la violencia de una mujer sobre un hombre (no en genérico) no es "violencia de género" sino violencia común del derecho penal y criminal. Si hay leyes especiales, como cuando se ataca a un cargo o electo público, es porque se consideran situaciones estructurales diferenciales. Y sin entrar en las distintas peculiaridades, es muy perceptible que en el caso mujer en general y hombre en general hay una discriminación ostensible en todos los dominios de la vida, sociedad y trabajo.

Pues bien, presento vivencias y argumentos de letradas y letrados sobre el Mito de las denuncias falsas, publicado en Levante.

Jueces desmontan el mito de las denuncias falsas

Martes 12 enero 2010. Levante.emv 10-11-2009. Por Ramón Ferrando Valencia.

Los jueces implicados en la lucha contra la violencia machista han llegado a la conclusión de que el mito de que muchas mujeres presentan denuncias falsas de maltrato no es real. Un informe del Observatorio del Poder Judicial contra la Violencia de Doméstica y de Género revela que de 530 casos analizados en toda España -78 de ellos en la Comunitat Valencia- sólo en uno había indicios de que la supuesta víctima había mentido.

Los fiscales de malos tratos de Valencia han ido más lejos al comprobar que de 15.000 denuncias analizadas desde la puesta en marcha hace cuatro años de los juzgados especializados sólo en dos casos es probable que la mujer haya mentido. Los abogados especializados en defensa de maltratadas insisten en que la "leyenda" de que la mayoría de las denuncias son falsas está siendo propagada por sectores muy conservadores y asociaciones de padres divorciados. Los letrados insisten en que la prioridad es evitar que las mujeres continúen siendo asesinadas. El juez de Familia número 7 Sevilla, Francisco Serrano, ha avivado en los últimos días la polémica al tachar de discriminatoria la ley contra la Violencia de Género. El magistrado apuntó que la ley -impulsada por el Gobierno de Zapatero para frenar la sangría de muertes- es fruto de la "dictadura" del "feminismo radical", la calificó como "perversa" y atacó el "mito de las denuncias falsas". Sin embargo, la posición del juez Serrano es minoritaria en la judicatura. La presidenta del Observatorio lamentó por medio de un comunicado que opiniones como las de Serrano demuestran "una falta de sensibilidad ante un problema social de derechos humanos".

Vicente Magro, presidente de la Audiencia de Alicante y uno de los autores del informe del Poder judicial que desmonta la creencia de las denuncias falsas, explicó que el problema de fondo es que la mitad de las denuncias no llega a juicio oral porque los magistrados de instrucción no ven suficientes pruebas de cargo contra el agresor, "pero eso no significa que la víctima se haya inventado la denuncia". Magro precisó que las mujeres maltratadas tienen que superar un largo camino de obstáculos, que hace a muchas desistir antes de llegar a juicio. La principal dificultad continúa siendo la dependencia psicológica que muchas tienen de sus agresores.

En los últimos años el nivel de concienciación de la sociedad contra la violencia machista ha crecido hasta tal punto que el 20% de los procedimientos de maltrato, según el cálculo de los jueces, se inician a raíz de una denuncia de la policía, los médicos de Urgencias o el entorno de la víctima. Una gran parte de estos asuntos se termina archivando porque la mujer no quiere seguir el procedimiento.

En el resto de casos es la víctima la que pone en marcha la maquinaria policial y judicial, pero un número de ellas se echa atrás al comprobar que su denuncia puede provocar que su pareja vaya a prisión. "Hay mujeres que no quieren que el padre de sus hijos ingrese en la cárcel, eso no significa que las denuncias sean falsas", advirtió Vicente Magro.

Elena Reig Cruañes, una letrada que lleva 17 años asistiendo a víctimas de malos tratos, lamentó que "el mito de las denuncias falsas está siendo utilizado por sectores conservadores como las asociaciones de padres separados. Lo usan para desvirtuar la ley integral de Violencia sobre la Mujer. Ellos mantienen que la ley integral va en contra de los hombres. El Observatorio del Poder Judicial ha sido muy claro al demostrar que sólo en uno de 530 casos hay indicios de fraude".

"Las mujeres mueren"

La letrada afirmó que "ya está bien de manipular a la opinión pública y a algunos magistrados que parecen no entender lo que está pasando. En otros ámbitos se producen muchas más denuncias falsas que en casos de maltrato. Aquí el problema es que las mujeres mueren y los hombres maltratan".

La Guardia Civil y la policía coincide con los jueces, fiscales y abogados en que las denuncias falsas de malos tratos son residuales. La Comandancia de Valencia informó el 22 de diciembre que en los últimos meses ha detectado un incremento de denuncias falsas de robo para estafar a los seguros. Los guardias civiles han detenido en Valencia a 44 personas desde el 1 de septiembre por simular un delito. Entre los detenidos no había ninguna mujer que se hubiera inventado una agresión de su pareja.

La portavoz de la Fiscalía de Valencia, Susana Gisbert, considera que en el ámbito de la violencia machista falla el concepto de denuncias falsas. "Muchas personas creen que porque un asunto acabe en absolución o en archivo la víctima ha mentido, pero no es así. Una gran parte de las mujeres retira la denuncia, pero eso no quiere decir que los malos tratos fueran inexistentes. Las víctimas tienen miedo y muchas de ellas sufren el riesgo de quedarse sin comer porque no tienen medios", señaló.

Ayuda psicológica

Susana Gisbert, que ejerce como fiscal de malos tratos en Valencia, considera que la clave es que las mujeres se sientan protegidas para que no retiren las denuncias y que tengan desde el principio la ayuda de un psicólogo para superar la dependencia emocional de sus maltratadores. Los fiscales consideran que la colaboración del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil está "siendo excelente". La concienciación de las Fuerzas de Seguridad, según fuentes judiciales, y de la Fiscalía ha sido clave para mejorar la lucha contra la violencia machista. Todos coinciden en que ahora es esencial no bajar la guardia.

Más Información:

Cinco años de media para pedir ayuda

Inmaculada Montalbán: "Ocho de cada diez mujeres asesinadas no denunciaron"

Los expertos dudan de que las víctimas actúen por motivos económicos

Fte. Levante.emv

3 comentarios:

  1. Anónimo6/2/10 13:03

    ALGUNAS REFLEXIONES IMPRESCINDIBLES...
    Según el Ministerio de Sanidad, cada año mueren en España más de 60.000 personas como consecuencia del consumo de tabaco. A pesar de ello, no se detiene sin más a cualquier fumador, o a cualquier persona sospechosa de haber fumado, tampoco se persigue o se sanciona a los vendedores de tabaco -ya que es una actividad legal- ni a los productores y distribuidores.
    - En España, cada año se ocurren más de 13.000 muertes debido al consumo de alcohol, no relacionados con accidentes de tráfico. A lo cual habría que sumar los dramas familiares que se producen en la mayoría de los casos: alrededor de 300.000 alcohólicos de edades comprendidas entre 19 y 28 años.
    Pese a ello, hay municipios gobernados por partidos "progresistas" (que se pavonean de hacer política social y cultural) que, no solo no persiguen ni castigan con las leyes existentes el consumo de alcohol en la vía pública, incluso entre menores, los famosos "botellones", sino que reservan espacios públicos para tal fin, haciendo soportar al ciudadano, no solo el coste que acarrea el enorme número de alcohólicos (bajas laborales, subsidios, etc.) también los costes de limpieza de las "zonas de ocio". También podríamos hablar de la merma de la calidad de vida de los vecinos que sufren las temibles "zonas de marcha-movida"...
    Según datos de la Dirección General de Tráfico, en España se producen anualmente alrededor de 90.000 accidentes, con aproximadamente 135.000 victimas de las que más o menos 4.000 son con resultado de muerte.
    15 veces los fallecidos en los atentados del 11 de Marzo de 2004, algo así como si cada mes hubiese un atentado de similares características.
    El gobierno, lejos de endurecer las sanciones para los infractores del código de circulación, con penas de cárcel u otras más acordes a la magnitud de la tragedia de la que hablamos pone en marcha el maravilloso invento del carné por puntos... mientras la carretera se sigue cobrando más y más vidas.
    Por descontado, tampoco se producen detenciones masivas e indiscriminadas como se viene haciendo en la aplicación de la llamada “ley de violencia de género”.
    - Según datos de Cruz Roja Española, cada año más de 700.000 niños españoles menores de 15 años sufren accidentes en el ámbito familiar. De los que alrededor de 1.000 son con resultado de muerte.
    Esto nos lleva a la conclusión de que todos los días los noticiarios deberían informar de un par de menores fallecidos por accidente doméstico…
    ... a nadie se le ocurre proponer detenciones masivas de fabricantes de juguetes, de vendedores de juguetes o de cualquier persona que se encuentre en las proximidades de un niño llorando diciendo que se ha caído y se ha hecho daño...
    - Los Anuarios del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales afirman que, cada año suelen producirse en España cerca de 1.000.000 de accidentes laborales (declarados), de los cuales alrededor de 1.000 acaban con victimas mortales.
    A pesar de que existe una extensa normativa, dura, inflexible e imposible de cumplir referida a las condiciones de seguridad y salud, no se cuenta con medios para garantizar el cumplimiento de dichas leyes.


    Como en el resto de asuntos de los que venimos hablando, este sistemático incumplimiento tiene un origen económico evidente, y como objetivo el de mantener los márgenes de beneficios de las empresas, todo ello aderezado por las continuas subidas de los costes de materias primas, salarios, energía, carburantes, transportes, etc. sí como la competencia de los productos procedentes del exterior, la "contratación" ilegal de mano de obra extranjera, libre do costes sociales, etc.

    Según la Oficina del Defensor del Paciente, cada año mueren en España entre 500 y 600 personas debido a negligencias médicas…
    Si por cada queja de cualquier paciente, la policía procediera a la detención de los médicos, en los centros penitenciarios pasaría a haber tantos médicos como en los centros hospitalarios.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6/2/10 20:12

    Según la Oficina del Defensor del Paciente, cada año mueren en España entre 500 y 600 personas debido a negligencias médicas…
    Si por cada queja de cualquier paciente, la policía procediera a la detención de los médicos, pasaría a haber tantos médicos en los centros penitenciarios como HOMBRES ACUSADOS DE MALTRATO

    ResponderEliminar
  3. El anonimato permite que su autor pueda no sonrojarse. El anónimo no ha entendido nada, auqnue queda claro que exculpa a los maltradores y a la violencia de género. Sus raxones son falsas razones y no tienen futuro, ni asidero alguno.

    ResponderEliminar