17/6/16

Síntomas de libertad y nueva hegemonía en Cataluña



El granero de apoyo social y de votos en Cataluña resulta decisivo para las opciones de cambio a izquierda o seguir con la derecha del gobierno español. En este sentido lo que sucede en Cataluña es también de interés general español.
SinPermiso ofrece ideas, análisis y escenarios para conocer el contexto catalán. El artículo de Miguel Salas contribuye al esclarecimiento político. Adjunto unos párrafos.
Una nueva perspectiva para Catalunya
Empieza la campaña electoral del 26 J en el momento en que se ha abierto una importante crisis en el gobierno catalán y de hecho en el proceso hacia la independencia de Catalunya. El gobierno de Junts pel Si (alianza entre Convergencia, ERC, gente proveniente del socialismo y numerosos independientes) no ha sido capaz de aprobar los Presupuestos que han sido tumbados por una enmienda a la totalidad presentada por la CUP.
Los Presupuestos. Para unos esta situación mostraría el final del proceso a favor de la independencia y la república catalana, otros se hacen la ilusión de que las aguas volverán al cauce constitucional y finalmente hay quienes le echan la culpa a la CUP de todos los males pasados y por venir. Pero las cosas son más complejas. El movimiento popular catalán favorable a cambiar, modificar o romper su relación con la actual monarquía es un movimiento profundo, bien enraizado y con determinación para ejercer su derecho a decidir como pueblo. Un movimiento de estas características no desaparece de la noche a la mañana, tiene largo recorrido.
La libertad es también lucha de clases.
Todo movimiento de masas es un reflejo de la lucha entre las clases sociales. La lucha de clases no es sólo el enfrentamiento entra la clase trabajadora y los capitalistas, en la complejidad de la sociedad actual la lucha de clases tiene muchos estadios intermedios en la defensa de los intereses de cada una de las clases en disputa y es también una lucha de posiciones. Más aún si se trata de un movimiento de emancipación nacional como el que se desarrolla en Catalunya y que representa una determinada complejidad.
A/ Un choque entre la burguesía española, y parte de la alta burguesía catalana, representada por el PP y en parte por Ciudadanos, con otros sectores de la burguesía catalana, representada por Convergencia, aunque se pongan de acuerdo en las políticas de recortes o en las reformas laborales.
B/ Un choque del gobierno central de la Monarquía con el conjunto de la nación catalana, al impedir ejercer su derecho a decidir o prohibir mediante el Tribunal Constitucional la capacidad de legislar del Parlament catalán.
C/ Al mismo tiempo la clase trabajadora en Catalunya tiene que enfrentarse a las políticas del gobierno del PP y también a las de Convergencia.
D/ En el movimiento de defensa de los derechos nacionales de Catalunya (derecho a la autodeterminación) las clases trabajadoras deben defender la democracia, oponerse a las políticas represivas y antidemocráticas del gobierno central y defender el derecho a decidir, e incluso a separarse si así lo decide la mayoría del pueblo.
E/ La expresión más avanzada se ha concretado en los lemas “independencia” y “república catalana”. Un movimiento interclasista que moviliza ampliamente a clases medias, pequeña burguesía y sectores del pueblo trabajador.
Una nueva hegemonía.
Porque mientras todo esto sucedía iba apareciendo un nuevo sujeto político que ha logrado conectar con mayorías importantes de la población trabajadora, que enlaza con las protestas contra la crisis y los recortes, con el 15 M y con el movimiento obrero y sindical. En mayo del 2015 una confluencia liderada por Ada Colau ganaba el Ayuntamiento de Barcelona, como en otras ciudades de España, o como en Badalona, la tercera ciudad de Catalunya. En las elecciones generales de diciembre del 2015 una confluencia de la izquierda catalana (los Comunes de Ada Colau, ICV, Podemos, EUiA) se convertía en la principal fuerza electoral en Catalunya. Un terremoto. Las encuestas para el próximo 26 J anuncian que de nuevo la confluencia EnComúPodem puede alzarse con la victoria en Catalunya. Otro terremoto.
Se han ido reuniendo las condiciones para un cambio de hegemonía política en el proceso social y nacional catalán. Porque la virtud de EnComúPodem es que ha situado el derecho a decidir y la convocatoria de un referéndum decisorio y vinculante en el centro de sus propuestas políticas, evidentemente junto a las exigencias sociales.
Desde algunos sectores de EnComúPodem ya se están proponiendo iniciativas. Más de 400 personas han firmado un manifiesto de apoyo para estas elecciones en el que se lee: “… en este momento constituyente, el mejor escenario para Catalunya es alcanzar un Estado propio, una República Catalana libre, social, ecológica e independiente, con lazos de hermandad, solidaridad y cooperación con el resto de pueblos... (Apoyan a EnComúPodem) Convencidos que esta opción es la que representa mejor los valores de la izquierda soberanista, que mejor defiende el derecho a la autodeterminación y su materialización a través de un referéndum”*.
Miguel Salas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada