23/2/09

14 M

La crisis agudiza las contradicciones entre las clases sociales. Remueve todo lo existente y lo que parecía estable. En primer lugar el predominio del sector financiero de las clases burguesas. En segundo lugar al sistema social capitalista y su mercado y Estados. Y en tercer lugar, las clases trabajadoras explotadas y dominadas, destinadas por los poderosos –los señores del capital y de los Estados- a pagar los costes de los ajustes económicos.

Las clases trabajadoras, la población modesta, la ciudadanía, necesitan respuestas a la crisis en forma de propuestas y alternativas.

El gobierno español engulle voraz los márgenes financieros de superávits y deuda. Se apuntala el sistema financiero, e incluso a los grandes capitales industriales; pero aún se resiste a los cantos de sirena del despido libre y barato. ¿Cuánto tiempo durará? La presión de la escalada a los cuatro millones de personas en paro empieza a sentirse en las reivindicaciones, en las preocupaciones mayoritarias, y en ciertas movilizaciones.

La debacle en la construcción, el alud de empresas y EROs, la gente en paro, muestra quien paga la crisis.

La convocatoria sindical unitaria de CCOO y UGT del 14 de marzo en Cataluña, “Contra la crisis”, ofrece unas buenas perspectivas, con consignas que ponen el énfasis en los puestos trabajo, la inversión, los servicios públicos y las políticas sociales.

En Belem, Brasil, la Asamblea de Movimientos Sociales del Foro Social Mundial ha propuesto un importante abanico de reivindicaciones y de agenda movilizadora. El 14 M es un buen momento para confluir. La movilización masiva trabajadora puede plantear una salida de la crisis muy diferente a la que pretenden los poderosos: unas políticas que favorezcan a las clases trabajadoras.

Francesc Matas Salla

http://bastidaeuia.blogspot.com/

http://redesiu.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada